Deja el papel de víctima